martes, 18 de octubre de 2016

3 errores al decorar el recibidor de tu casa




La semana pasada hablamos de algunos de los errores más recurrentes en salón y hoy nos vamos directos a la estancia más complicada de todas. ¡El recibidor y el pasillo! Suelen oscuros, poco espacio, paredes vacías interrumpidas por puertas... 
 
 

Aquí te damos los 3 errores que nunca debes cometer en esta parte de la casa, que aunque complicada es nuestra  carta de presentación. 
 
 

1. NO PRESTAR ATENCIÓN A SU DECORACIÓN. Muchas veces al ver las dificultades pasamos de esta zona y como mucho ponemos una pequeña balda donde dejar las llaves y las cartas. Por supuesto, que es un error con algunos elementos tan sencillos como un banco de madera, un perchero o un espejo ya tenemos un recibidor de diez. 
 

2. En esta estancia los textiles también tienen importancia, en especial las alfombras de pasillo o algunos diseños pequeños. Como es una zona muy transitada podemos optar por tejidos de exterior que se limpian con facilidad y no son delicados. 
 


3. El recibidor debe estar dedicado al orden por encima de todo. El simple de gesto de poder dejar los zapatos al llegar a casa, el abrigo o el bolso va a conseguir que nos sintamos mucho más a gusto en casa nada más entrar. Así que zapateros, percheros y aparadores (si tenemos espacio) son nuestros grandes aliados.