martes, 24 de noviembre de 2015

El antes y después de una casa rústica

Ayer como todos los martes se emitió un nuevo programa de "Constructor a la Fuga" y os aseguro que no defraudo a nadie. En esta caso el programa viajó hasta Valencia donde se encontro una casa en la ruina y donde había que hacer absolutamente todo. 


Aún así según comenta Alberto los propietarios querían conservar todos los elementos que fueran posibles, como la puerta de entrada a la que tenían un especial cariño. Según nos cuenta el interiorista, para la casa se busco " un estilo rústico y unas pinceladas de líneas actuales jugando mucho con la gama cromática y la madera natural".  


Por ello los techos de madera van a continuar en casi toda la casa, lo que le da un aire rústico que nos encanta y que pocas casas se pueden permitir. En el hall se uso una consola de madera sencilla, con un perchero en verde para darle un aire más actual y una lampara de cuerda que marca el detalle rústico, también el despacho se ha ubicado al entrar para poder trabajar sin tener que subir o meterse en el dormitorio. 




En el salón había muchísimo espacio, así que se opto por una mesa de madera de gran tamaño (en total pueden comer 12 personas). Alberto Torres cuenta que en este espacio "buscaron un toque más mediterráneo, jugando con el amarillo, el blanco roto, el gris y el verde aceituna en las sillas". 



En el salón se aprovecho muy bien la estructura de la casa.  Se conservo una de las paredes de piedra, se respeto una hornacina y se puso una chimenea que tenían guardado los propietarios de la casa. Atención a cómo se usan textiles en turquesa para combinar con beige deol sofá y dar un aire más moderno. 



La gran sorpresa llego en el dormitorio. No sólo se respeto una de las paredes de piedras sino que la puerta de la casa antigua se transformo en un impresionante cabecero de madera blanco que preside la habitación. 


Si queréis ver los planos y todo explicado con mucho más detalle por Alberto Torres pinchar aquí.