Una casa de vacaciones en el campo

Oficialmente el verano ya está en marcha y posiblemente el mes que viene sea el momento de escaparse a la playa en busca de las ansiadas vacaciones, pero hoy no vamos a hablar de viviendas de ensueño con vistas al mar, sino en el campo. 


Esta preciosa casa se encuentra en Suecia y es la segunda residencia perfecta, elegante, con mucha luz y con una decoración práctica que hace que todo sea más sencillo. Comenzamos con el salón de la vivienda. 


Un espacio pintado en blanco, con las ventanas sin cortinas para dejar que el paisaje se cuele y muebles de madera que dan calidez a todo el conjunto. Para hacer más confortable el sofá se ha optado por llenarlo todo de cojines en tonos suaves. 

Como en la mayoría de las casas nórdicas la cocina se abre al salón y juega un papel muy importante al entender que es el centro de la casa. Verdaderamente dentro de la cocina podemos cocinar, comer en familia, hacer la cena mientras los niños hacen los deberes... Además usa a la perfecciones alacenas y muebles vintage que nos encantan.




Nos encanta esta idea para poner en la cocina, en el despacho o en la habitación de los niños. Un gran letrero de pizarra para apuntar notas, recados, poner las imágenes... 


Por supuesto, el nexo de unión entre salón y cocina es el comedor. En este caso vemos una composición muy original con sillas de diferentes modelos, lámpara vintage, vitrina al final y un banco bajo la ventana.


Por último el exterior de la vivienda es un porche cerrado (tened en cuenta las temperaturas medias de esos países). En este caso se continua con toda la gama cromática de la vivienda y el blanco sólo está interrumpido por detalles turquesas y el impresionante suelo de madera.


Fuente: Boho Deco Chic

Entradas populares de este blog

La casa de Sara Carbonero e Iker Casillas en Oporto

3 errores que podemos cometer todos en casa

Una casa pequeña y en tonos beiges