El antes y después de una casa industrial

Esta semana hemos podido disfrutar de un nuevo programa de Constructor a la Fuga en la Sexta, en esta ocasión nos hemos tenido que ir a Granada. Además la casa era un auténtico "bombón" como nos cuenta Alberto Torres, porque estaba ubicado en pleno centro de la ciudad.

Se trata de una familia que había decidido adoptar a dos niños y quería una casa donde vivir con ellos y, por supuesto, disfrutar con ellos. Su idea era convertir un apartamento antiguo en un loft de estilo vintage industrial.


La cocina, el salón y el comedor se han concebido abiertos para ganar muchísima más luz y poder vivir en familia compartiendo todas las habitaciones de la casa. Un concepto que nos encanta y que cada vez vemos más en España.


El comedor es un puramente industrial con varios detalles como un gran mural que imita una pared industrial, una bonita mesa de cristal con cuatro patas de hierro y se jugo con las sillas para dar un aire más dinámico a todo. 

Por su parte en el salón nos tenemos que fijar nada más entrar en la pared de ladrillo que se ha respetado para buscar más aún ese aire de loft. El mueble de la televisión de metal, una mesa de madera que da calidez o los cojines en el sofá de piel marrón hacen todo mucho más acogedor.



En el cuarto de baño se ha optado por la baldosa hidráulica que ahora mismo es pura tendencia. Además se buscan dos colores sobrios como el blanco y el negro para que nunca pase de moda. 


Cerramos con la habitación de los más pequeños. Según cuenta Alberto Torres cuando comenzaron la reforma no sabían si serían niños o niñas, así que optarón un por un tono neutro como el gris. Como a la pareja le gusta viajar se puso un enorme mapamundi.

Se uso una cama nido para no ocupar mucho espacio y en la pared del escritorio utilizamos pintura de pizarra para no tener problemas con las manchas y que los niños pudieran estar tranquilos pintado.








Entradas populares de este blog

La casa de Sara Carbonero e Iker Casillas en Oporto

3 errores que podemos cometer todos en casa

Una casa pequeña y en tonos beiges