Colores arriesgados para pintar nuestra casa

En nuestro consultorio de decoración todas las semanas hablamos muchísimo de cómo pintar la casa para que los muebles destaquen, sacar más partido a la decoración, adaptarse a la perfección al estilo decorativo dominnate...

Por ello la primera recomendación siempre es el blanco, el gris muy clarito o el beige muy suave. Con estos colores podemos crear espacios más amplios y llenos de luz. A grandes rasgos, el blanco y el gris combinan con ambientes nórdicos y moderno. Mientras que los beiges con habitaciones más clásicos coloniales. 


Una vez elegido el color dominante, podemos apostar por tonos más vivos para alguna pared de la estancia que queramos destacar de forma especial. Por ejemplo en el dormitorio el cabecero o en el salón para separar visualmente el comedor. 

A continuación vamos a ver algunos de los colores más utilizados y cómo los podemos combinar según el estilo... 

El rojo es uno de los colores más intensos que existen y transmiten muchísima vitalidad. En sus variantes más oscuras (color vino o burdeos) puede encajar con muebles de madera, tonos arena y estilos más clásicos. Por el contrario su variación más luminosa es perfecta para casas modernas y minimalistas. 


El verde transmite optimismo y dinamismo, así que se aconseja para zonas de estudio. Al igual que el rojo puede combinar muy bien con todos los estilos decorativos. Nos gusta especialmente con muebles de madera y combinado con naranjas, beiegs, blancos o incluso naranjas. 


El morado es un color elegante que se usa muchísimo con blanco, gris y combinado con acabados metalizados como el plata o el dorado. Algún estudio rebela que se usa muchísimo en dormitorio, aunque podemos aplicarlo en cualquier estancia como en la cocina que ponemos de ejemplo. 


¿Qué os parecen estos colores? ¿Os gustan para vuestra casa o preferís opciones más comedidas?

Entradas populares de este blog

La casa de Sara Carbonero e Iker Casillas en Oporto

10 imágenes para llenar tu casa de espejos

3 errores que podemos cometer todos en casa