Un Moises con historia

Hace 46 años, mi tía encargó un Moisés a un artesano de su localidad (Daimiel, Ciudad Real) para su hijo Samuel, mi primo. Pocos años después nació mi prima Lourdes y también pasó sus primeros meses en este hermoso Moisés. Casi 5 décadas más tarde y 5 primos y sobrinos más albergará a mi hijo Hugo.


Este Moisés está en la tradición de la familia. Un pieza que pasa de generación en generación. Con el valor que da un mueble bien hecho. Es cierto que cada uno de los padres hemos personalizado esta canastilla, pero conservando el sabor del primero.

Con cada hijo, una nueva vida llega a nosotros y nos sentimos felices por este increíble hecho. Por eso queremos lo mejor para él y deseamos que no le falte de nada. Pero también nos encanta la tradición y las cosas bien hechas. Piezas que no solo tengan un valor económico, sino también un valor sentimental.


Hay objetos que tienen más valor que precio y por eso he querido compartir con vosotros este post tan personal. Espero que os guste.

Texto y Fotos: Alberto Torres

Entradas populares de este blog

La casa de Sara Carbonero e Iker Casillas en Oporto

10 imágenes para llenar tu casa de espejos

Sofas y butacas de terciopelo