HACER LA CAMA NUNCA FUE TAN FÁCIL

Las cosas del día a día no tienen por qué ser complicadas. Cada vez son más los artículos del hogar que se alían con la tecnología para mejorar nuestra calidad de vida. En esta ocasión le ha tocado el turno a la cama y al fastidio que cada mañana nos provoca “vestirla”: ya no hay excusa, por fin podemos hacer la cama sin necesidad de agacharnos, ni se imagina lo fácil que es.

Los dolores de espalda son la segunda causa de baja laboral en España en los últimos años, sólo por debajo de los resfriados. Son muchas las personas que por una mala postura o por coger algo del suelo se resienten de su columna vertebral y deben acudir al médico para buscar remedio. Las largas horas que pasamos delante de nuestros ordenadores o en el coche, los esfuerzos continuados o las malas posturas en el día a día son causas determinantes.

Al hacer la cama, al menos las que hasta ahora conocíamos, se produce una flexo-extensión repetida de la columna lumbar. Al doblar la columna, se produce un aumento de la presión en el interior del disco intervertebral. Si en ese momento se carga peso y se vuelve a enderezar la columna, la presión en la parte posterior del disco se incrementa tanto que puede llegar a figurarlo, produciendo así una hernia discal. Este proceso puede ocurrir una vez, si el esfuerzo es intenso, pero suele producirse por un mecanismo de acumulación.

No sólo pueden producirse lesiones en el disco, además la musculatura de la espalda puede sufrir una sobrecarga al mantener el cuerpo inclinado hacia delante. Cuanto mayor sea el grado de flexión, mayor es el esfuerzo que deben realizar todos los músculos de la zona lumbar, lo que facilita que se sobrecarguen y por lo tanto se produzca una contractura muscular.

No por hacer la cama un día se va a tener una contractura o un lesión, pero es una práctica más que suma y que puede pasar factura. Además, si hay una solución para ellos, por qué no aplicarla. Por eso hemos introducido este producto en nuestro catálogo que nos ayudará a solucionar dichos problemas de espalda y nos hará la vida un poco más fácil. Su nombre es Physic Care y se trata de una canapé de cama móvil que alcanza los 95 centímetros de altura del suelo y nos permite hacer la cama de pie, sin flexionar la espalda, de una forma cómoda y sencilla.

El sistema Physic Care es como un canapé tradicional, soporta todo tipo de colchones y tiene las medidas tradicionales. Sólo añade pequeños detalles, invisibles a simple vista pero muy útiles para el día a día. El canapé se abre con ayuda de unos tiradores y se sube a la altura de la persona. Una vez ahí, encontramos una palanca, la verdadera estrella del sistema.

Esta palanca se encuentra bajo la tapa y cuando se gira el canapé se desplaza hacia delante adoptando una posición horizontal. La posición que adquiere es la óptima para hacer la cama sin que su espalda sufra, a 95 centímetros del suelo, permitiéndole una mayor comodidad. Tan simple como eso, usted elija las sábanas y la colcha que quiera poner y no se preocupe por nada más, hacer la cama ha dejado de ser un suplicio.

Para volverla a colocar en su sitio, suba la cama con los tiradores y gire la palanca en dirección contraria, su cama volverá a la posición inicial y su espalda estará intacta.

Tan cómodo es el sistema que hemos encontrado otra aplicación. Aproveche el espacio de debajo de su cama para guardar cajas con la ropa de otras temporadas o la misma ropa de la cama, para dejar los aparatos de gimnasia o lo que se le ocurra. Con el sistema se acabó lo de agacharse para ver lo que hay debajo de la cama, lo tiene todo controlado. Sólo hay que subir el canapé y mirar.

La tecnología al servicio de la comodidad de las personas, ¿qué excusa te vas a buscar ahora para no hacer la cama?

Entradas populares de este blog

La casa de Sara Carbonero e Iker Casillas en Oporto

3 errores que podemos cometer todos en casa

Trucos para que el salón parezca más grande